La situación fue calificada como “delicada” por el presidente de Frusexta, Felipe García-Huidobro.

El presidente de Frusexta, Felipe García-Huidobro, manifestó la preocupación del sector que representa ante la serie de actos delictivos de los cuales han sido víctimas, situación que calificó como “delicada”, ya que a esto se suma la baja dotación policial que hay en la zona, la cual podría contrarrestar en un porcentaje considerable que se sigan desarrollando este tipo de hechos.

La ocurrencia de estos actos contra los productores y sus empresas es también un problema generalizado a nivel nacional. Según cifras de los gremios ganaderos y agrícolas, la magnitud de los delitos alcanza entre 7 mil a 9 mil casos anuales, donde el caso más común es el abigeato con 41%, los hurtos alcanzan un 27% y el robo en lugar no habitado se sitúa con un 26%.

La misma información proporcionada por los representantes del agro afirma que el 81% de los delitos se concentran entre las regiones de O’Higgins y Los Lagos.

La situación en la zona es crítica, según señala Felipe García-Huidobro, ya que un porcentaje cercano al 100% de los productores ha sido víctima de un robo, centrado principalmente en productos agroquímicos, los cuales a su parecer, son “fáciles de reducir, ya que los venden a mitad de precio”.

En esta problemática el empresario suma que también hay responsabilidad de los propios productores porque hay “gente que los compra los (productos), entonces se incentiva el tema”.

Respecto al trabajo realizado con las autoridades y policías, García-Huidobro sostuvo que “en nuestra región desgraciadamente la dotación policial, especialmente en investigaciones, no es la media del país. Si en el resto del país hay cuatro, aquí tenemos uno, por lo tanto eso también ayuda a tener un menor éxito en las pesquisas porque hay menos personal”.

A nivel nacional se conformó la primera mesa de representantes del agro y el gobierno para prevenir delitos en el sector, medida valorada por el presidente de Frusexta, la que espera también se pueda replicar en la Región de O’Higgins.

Mientras tanto y en espera a que la iniciativa se concrete en el resto en las regiones del país, Felipe García-Huidobro sugiere como medida preventiva que “los productores no guarden muchos productos en sus bodegas, sino que estrictamente lo indispensable para lo que van a usar en la semana porque, de lo contrario, se arriesgan a que los asalten o a que les roben”. Asegura que esto es lo que hace personalmente para evitar hechos delictivos en sus predios.