Según el presidente de la entidad, Felipe García-Huidobro, los productos más afectados son ciruelas, cerezos y nectarines.

Las lluvias que llegaron a la región de O’Higgins durante la madrugada del domingo, estarían afectando la producción frutícola de la zona, especialmente de ciruelas, cerezos y nectarines.  Se estima que entre 10 y 12 milímetros de agua han caído en los valles de las provincias de Colchagua y Cachapoal.

El presidente de la Asociación Gremial de Productores de Fruta de la Sexta Región (Frusexta), Felipe García-Huidobro, habló con El Tipógrafo, y explicó por qué los productores tendrán que tomar medidas preventivas e invertir para no perder sus frutas.

El presidente del gremio aclaró que “el sistema frontal, lo que está generando, es un mayor costo para nosotros, ya que en algunos cultivos llevamos cinco aplicaciones de químicos, situación que no es menor porque en el fondo estas lluvias generan problemas de índole sanitaria”.

García-Huidobro explicó que el principal problema que generan las precipitaciones en esta época es que se “forman hongos que afectan la fruta, entonces se puede producir la ‘botrytis endógena’, ya que hay varios huertos que están n floración, entonces nos vemos en la obligación de proteger la flor de estos patógenos”.

El representante de Frusexta comparó la situación actual con las precipitaciones anteriores y detalló que producto de “la lluvia anterior cayeron granizos fuertes en la zona de Graneros y Mostazal, y eso es muy probable que afecte a la producción y que haya dañado en algunas partes la yema y la inducción floral del próximo año”.

Sin embargo, el gremialista indicó que “estos fenómenos climáticos, este Niño tardío, sabíamos que venía y que iba a generar complicaciones”.

Para el empresario es necesario tomar los resguardos pertinentes y señaló que es necesario “hacer aplicaciones de pesticida para evitar la propagación de hongos producto de la lluvia que puedan dañar el fruto, como sucede con la botrytis endógena. Estas medidas paliativas ayudan, pero no es seguro que sean un 100% efectivas y más si continúan las lluvias”.

Y también incentivó a los productores a tomar las precauciones, argumentando que “para evitar los problemas y proteger la fruta más apetecible ante un evento climático como es la lluvia y los granizos, es poner techos, el problema es que eso cuesta alrededor de 20 mil dólares por hectárea, sin embargo, hay que considerarlo, porque eso puede ayudar mucho a evitar los problemas climáticos”.

Además el dirigente señaló que “es necesario empezar a tomar medidas, y para eso es fundamental tener los recursos económicos y si no hay recursos, la situación se pone muy complicada y podría afectar las exportaciones”.

Fuente: http://eltipografo.cl/2015/10/lluvias-de-ultimos-dias-afectan-produccion-fruticola-y-frusexta-llama-a-tomar-medidas/