Las pérdidas en 2016 bordearían el 40%.

Uno de los principales perjudicados por las consecuencias del cambio climático a nivel nacional y regional, es sin duda, el sector frutícola, que se ha visto mermado por la postergación de las lluvias a temporadas de cosecha y cuyas heladas también han influido en el desgaste de su producción.

La problemática se ve reflejada en las exportaciones, por ejemplo, de la fruta fresca, ya que según las estimaciones de los expertos, en la temporada 2016 estas disminuirían en un 4% en comparación con 2015.

Según las proyecciones de Fedefruta se espera que se envíen 2.338 millones de toneladas, lo que representaría la cifra más baja desde 2006, cuando el número alcanzó $2.257 millones al mercado.

Respecto a la uva, el principal producto de exportación de la Región de O’Higgins, la organización estima que su cierre nacional bordearía las 670 mil toneladas, es decir, una caída de 10,8%, respecto al 2015.

En cifras regionales el panorama repercutiría más fuerte, según señaló el presidente de Frusexta, Felipe García-Huidobro, ya que por ejemplo en la uva vinífera, se habla que la pérdida “va a ser más grave por las lluvias que por el terremoto cuando se rompieron los estanques”, recuerda el gremialista.

García-Huidobro explicó que las disminuciones bordearían un 30% o 40% de la producción, situación que se repetiría en la uva de mesa. En este último producto se habrían perdido cerca de 400 mil toneladas.

El experto manifestó su preocupación ante la situación y sostuvo que “este año va a ser una de las peores temporadas desde hace 20 años”.

Otro de los productos afectados, según indicó el presidente de Frusexta, fue el kiwi. La fruta se ablandó, por lo que perdió consistencia y la situación provocó reclamos por parte de los mercados. Se sumaron las nueces, las cuales sufrieron el ataque de los hongos y las enfermedades fungosas.

A nivel nacional este último producto tendría una disminución en sus exportaciones de 12,1%, en comparación con 2015, donde se enviaron 50 mil toneladas.

“En general fue un año muy malo en cuanto a la condición climática para producir fruta”, enfatizó García-Huidobro.

Fuente: http://eltipografo.cl/2016/06/exportaciones-en-ohiggins-proyectan-una-de-las-peores-temporadas-para-la-uva-desde-1996/